1 mar. 2013

  • Propuesta de portada. Un apasionante texto de Irene Mendoza, aromatizado con el olor a sal, aliñado con el despertar sensual, hervido en las viejas heridas de la Euskadi de los ochenta y un jardín, el de una antigua casa colonial de veraneo en la costa vasca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por tu mensaje, a mi me encanta tu trabajo tambien! Irene

irene dijo...

gracias por tu mensaje, a mi me encanta tu trabajo tambien! Irene