1 mar. 2014


  • Este fragmento pertenece a un proyecto que comencé a darle vueltas hace ya cinco años. Una amiga decía que era increíble el placer que se sentía cuando se zanjaban asuntos pendientes, y es verdad, aunque sea para si misma.

No hay comentarios: